miércoles, 29 de agosto de 2018

Los besos en el pan, de Almudena Grandes

Cuando me hice con este libro, creí que se trataba de otro de la serie de los "Episodios de una guerra interminable", una serie de libros  de la autora ambientados en la Guerra Civil y la posguerra (aquí tenéis la reseña de uno de ellos, El lector de Julio Verne). Al darme cuenta del error me desilusioné un poco pero me puse con él y no me arrepiento nada de haberme equivocado.
"Por eso los mayores tienen menos miedo. Ellos hacen memoria de su juventud y lo recuerdan todo, el frío, los mutilados que pedían limosna por la calle, los silencios, el nerviosismo que se apoderaba de sus padres si se cruzaban por la acera con un policía, y una vieja costumbre ya olvidada, que no supieron o no quisieron transmitir a sus hijos. Cuando se caía un trozo de pan al suelo, los adultos obligaban a los niños a recogerlo y a darle un beso antes de devolverlo a la panera, tanta hambre habían pasado sus familias en aquellos años".
Esta antigua costumbre de los besos en el pan (que yo desconocía, por cierto) viene a ser la moraleja de todo el libro. Y es que se trata de una historia sobre la reciente crisis que hemos sufrido en España, cuyos efectos aún colean y de la que todavía nos falta bastante para recuperarnos del todo.
En España nos habíamos acostumbrado al "tira que libras", a actuar sin pensar en que vengan mal dadas, a dejar de besar el pan. Y eso tuvo sus consecuencias, de todos conocidas.
El libro nos cuenta la historia de un barrio de Madrid, el cómo ha afectado la crisis a todos sus habitantes ya que ni ricos ni pobres se libran de ello. A todos les toca en mayor o menor medida: La licenciada en biología molecular que emigra a Alemania para ver que no todo lo de fuera es tan bueno como lo pintan. El aparejador que se  ha reconvertido en portero. El alcohólico en paro que no encuentra salida. La periodista en la calle por un ERE. El ingeniero que suspira aliviado porque "sólo" le bajan el sueldo un 10%. La peluquera que compite desesperada contra la competencia china que se le instala enfrente.
Pero la autora se centra sobre todo en los luchadores, los que intentan cambiar la situación y echar un cable a los demás: los trabajadores que luchan contra el cierre del centro de salud. El dueño del bar que ampara todo tipo de causas. La abogada que lucha contra los desahucios. Las madres que fundan un comedor para los niños sin recursos... Y sobre todo, los abuelos. Que son los que nos han amparado a todos en esta crisis con su experiencia, sus ahorros, sus casas pagadas donde siempre había una habitación y un plato de comida. Y que saben que esta crisis es algo de risa en comparación con lo que ellos pasaron.
En realidad este libro es una sucesión de historias, todas ellas ligadas entre sí porque sus protagonistas son familia, vecinos o amigos unos de otros. He leído críticas donde la tachan de demasiado optimista, de que no se centra en las causas del problema y que se trata de una novela "de izquierdas dirigida a su público habitual". Debe ser que yo soy de su público habitual porque no lo veo así para nada. Me parece un reflejo bastante acertado de muchas situaciones reales que yo he visto de cerca. No se centra en las causas del problema y salen pocos villanos porque se trata de un relato a pie de calle, no se busca a los responsables pero se sabe que están ahí.
Almudena Grandes es una gran escritora de novela pero para mí es aún mejor en sus cuentos y relatos cortos. Y este libro en realidad no deja de ser una sucesión de historias cortas. Unas mejores, otras peores y otras que te tocan el corazoncito. La historia de la burguesa venida a menos que ve cómo sus hijos son felices pasando unos días en una pensión porque en realidad, ¿qué más necesitan los niños para estar felices que estar con sus padres? La historia del marido que se calla un problema de salud para no darle otro motivo más de preocupación a su mujer. La historia de la joven emigrante consolada por su abuelo que también emigró en su día...
Seáis simpatizantes o no de Almudena, os recomiendo su lectura, ya que es parte de nuestra historia reciente, vais a reconocer muchas historias y seguro que alguna os llega.
A mis niños, animaos a leerla: nacisteis en plena crisis, sobre todo Óscar, y afortunadamente la hemos capeado, al menos hasta ahora, porque yo creo que todavía falta bastante para que acabe. Como dicen los abuelitos, que todo sea esto!!!
Hasta la próxima!

lunes, 20 de agosto de 2018

Hay alguien por ahí?

Hace tanto que no escribo que me da hasta vergüenza. La verdad que pienso que para qué seguir con esto sin continuidad ni tiempo para hacer un blog lucido  y currado pero en el fondo a mí es a quien más me interesa volver a intentarlo. Tengo una memoria de pez y cuando releo algún post recuerdo otra vez este o aquel libro que leí y que me encantaron y cuyo argumento se me va desdibujando al poco tiempo. Es una manera de volver a disfrutarlo y bueno, si a mis niños en un futuro o a alguien le puede ayudar alguna recomendación, pues mejor que mejor. 

En todo este tiempo he leído bastante, aunque menos de lo que me gustaría. Afortunadamente sí que he ido apuntando los títulos así que iré haciendo una selección de los mejores y os voy contando.

Ahora mismo llevo una temporada metida en tema bélico; el último libro que leí estaba ambientado en el final de la Guerra Civil española y la posguerra. Ahora estoy con uno de la 2a Guerra Mundial y encima este sábado vi Salvar al soldado Ryan! Nunca la había visto, la verdad que me dejó impactada. Que semejante sangría de gente haya pasado hace cuatro días me sigue pareciendo alucinante. Qué poca memoria tenemos. Es muy peligrosa  la ignorancia, por eso no me canso de decirle a mis niños que hay que leer, leer y leer. Cuanta más información tengamos, más preguntas nos haremos y como leí en mi libro de hoy: 

“Haciéndote una pregunta, así es como empieza la resistencia. Y luego haciéndole esa pregunta a otra persona” - Remco Campert

El próximo martes vuelvo con un libro que me encantó. Hasta luego!

viernes, 10 de noviembre de 2017

Los libros favoritos de... Carmen!

Ya hace un montón que no traigo a nadie a esta sección y es un poco delito no traer a Carmen! 

Esta pequeñaja es de ideas fijas, cuando le gusta un cuento quiere que le leas únicamente ese, cientos de miles de veces. Ningún otro! Así que me cuesta un huevo que me deje contarle cuentos nuevos porque se cierra en banda, llora y patalea hasta que le leas su cuento de moda del momento . Ahora parece q está abriendo más su mente y me deja leerle más cosas, pero eso sí,  después del cuento nuevo tiene que ir uno de los dos que os traigo hoy: O El Grúfalo o Donde viven los monstruos.

El Grúfalo es una historia de un ratoncito marrón muy listo que pasea por un bosque muy peligroso donde un zorro, un búho y una serpiente se lo quieren zampar. Pero él se inventa que es amigo de un monstruo, el Grúfalo, para que lo dejen en paz. O existirá de verdad? Tendréis que descubrirlo. Los autores son Julia Donaldson y Axel Scheffler.

Hay dos cortos animados que os recomiendo que veais si podéis. Uno es El Grúfalo y otro La hija del Grúfalo. La fotografía, el detalle, la música... son una maravilla.

El segundo libro favorito de Carmen es Donde viven los monstruos de Maurice Sendak. Aquí nos cuentan la historia de Max que un día se pone su traje de lobo (metáfora de que ese día tiene el día torcido) y se porta bastante mal. Así que su mamá lo castiga y él desde su habitación viaja al lugar donde viven los monstruos. Enseguida se hace el rey del cotarro y es que cuando uno está torcido puede llegar a ser muy monstruo! 

Las ilustraciones son preciosas y los monstruos dan ganas de llevártelos a casa porque son bastante achuchables. 
Una historia divertida y con una moraleja muy tierna.

En cuanto a edades para las que los recomiendo, pues no sé muy bien qué deciros. Yo diría que están bien para niños entre 1 y 4 años aunque Óscar tiene 5 y medio y también le gustan bastante.  Bueno, qué narices, si me gustan hasta a mí! 
Así que vamos a poner que entre 1 y 99 años, jeje.

Aquí os dejo a mi pequeña lectora.  Hasta pronto!

martes, 24 de octubre de 2017

Figuras ocultas

Qué opinaríais de una mujer de origen humilde, viuda, madre de tres hijas, que consigue llegar a trabajar en la NASA donde desarrolla una carrera brillante? Que es una crack, verdad? Y si ahora os digo que esa mujer es negra y nacida en Estados Unidos en 1918? La palabra crack se queda corta, no? 

Esta mujer es Katherine Johnson, una de las tres protagonistas de la excelente película "Figuras Ocultas". Nos cuentan la historia de Katherine y sus colegas Dorothy Vaughan y Mary Jackson. 



Como os decía al principio, el hilo conductor de la película es la vida de Katherine, una genio de las matemáticas desde la infancia, que consigue estudiar gracias a los sacrificios de sus padres en plena época de segregación racial en Estados Unidos. Gracias a sus méritos consigue graduarse en la universidad y llegar a trabajar en la NASA como contadora junto a las otras dos protagonistas. Son una especie de calculadoras humanas que utilizaban en la NASA para obtener las trayectorias relacionadas con los lanzamientos. La película se centra en el primer lanzamiento que lanzó a John Glen al espacio a dar una vuelta completa a la Tierra.

Además de ver cómo Katherine va consiguiendo logro tras logro vemos la historia de Dorothy, que ejerce las labores de supervisora sin serlo (ni cobrarlo). Viendo que las nuevas tecnologías les amenazan el puesto, consigue reciclarse y hacerse una experta en programación, todo a base de esfuerzo y autoformación y logrando al final convertirse en la primera manager de color de la NASA. 

Por último está Mary Jackson, otra contadora que, animada por su jefe decide intentar llegar a ser la primera ingeniera negra de la NASA. Para ello tiene que conseguir licenciarse en Matemáticas y Física pero la dificultad no era sólo esto sino que al impartirse estas licenciaturas en un centro que sólo admitía blancos, tuvo que solicitar permiso al Ayuntamiento e incluso llegar a juicio. 

Bueno, no os cuento más que ya está bien de spoilers. Otra razón para ver la película es disfrutar de la estupenda ambientación de la época y sobre todo de los conjuntos tan preciosos que llevan las protagonistas (dudo mucho que pudiesen vestir tan bien en la vida real....).  

Todas las mujeres deberían ver esta película, es inspiradora a tope. Cuando os veais agobiadas por los niños que vociferan, los problemas que se acumulan en el trabajo, ese curso de formación que nunca ves el momento de ponerte a hacerlo... paráos un momento y pensad en estas tres mujeres que además de pelear con lo mismo que nosotras tuvieron que hacerlo contra el machismo, la segregación y el racismo. Si ellas pudieron, nosotras también! Ya me contaréis si os animáis a verla. Hasta la próxima! 

martes, 26 de septiembre de 2017

Entrada número 100

Hola! Después de meses y meses aquí estoy con la entrada número 100 del blog. Anda que no se ha hecho esperar! A lo largo de este tiempo he hecho un poco de todo: he hecho escaso ejercicio, he visto pocas pelis, he viajado bastante y he leído mucho, por lo que creo que el balance en cuanto a aficiones en lo que va de año es bastante positivo sobre todo con el poco tiempo que tengo.

En mi lista de pendientes está el retomar el blog. Tengo pocos seguidores pero algunos fieles me lo piden y a mí me encanta escribir así que espero retomarlo pero en condiciones, con continuidad y con temas que me interesan y que espero que os gusten: viajes, escapadas, planes con niños, pelis, series y por supuesto, libros.

También tengo que cambiar un poco el look porque Óscar es ligeramente más grande de lo que sale en la foto y creo que a su hermana no le haría mucha gracia enterarse de que no aparece por ninguna parte!

Tengo una entrada lista de una película que me ha gustado un montón pero para no alargarme demasiado la dejo para el próximo martes. Hasta entonces!

lunes, 24 de abril de 2017

El libro de los Baltimore, de Jöel Dicker

Hola! Hoy os traigo El libro de los Baltimore, de Joel Dicker. En teoría se supone que es una especie de continuación o precuela (según como se mire) de La verdad sobre el caso Harry Quebert, un libro que me gustó mucho y del que os hablé aquí.
 
Pero en realidad ambos libros no tienen nada que ver, lo único que tienen en común es que su protagonista es un escritor llamado Marcus Goldman.
 
Nos cuenta la historia de la infancia de Marcus, una infancia invadida por la presencia de los "Goldman de Baltimore", formada por sus exitosos y ricos tíos Saúl y Anita, su inteligente primo Hillel y su primo postizo Woody, un chico fortachón y noble a quien rescataron del mal camino.
 
Marcus les envidia por su posición, por su manera de ser, enrrollados y con unas vidas infinitamente más interesante que la de sus padres, los segundones Goldman de Montclair.
 
El libro va alternando el presente, donde toda la familia está hecha trizas, y el pasado, donde todo es felicidad y planes divertidos. ¿Qué pasó entre medias? Eso nos va desgranando el libro yendo de atrás hacia delante hasta desencadenar en el Drama, el hecho que destruyó a la familia que parecía indestructible.
 
He escuchado opiniones donde decían que este libro les había gustado mucho más que la verdad sobre el caso Harry Quebert, que los personajes son más profundos y están mejor construidos. Vale, en eso estoy de acuerdo. La historia es buena, no me parece que el desenlace sea apoteósico pero está bien, es entretenida, los personajes enganchan y el cierre es correcto. Pero hay algo que hizo que no me gustase y es que se supone que este Marcus Goldman es el mismo Marcus Goldman de La verdad sobre el caso Harry Quebert. Pero por más que busqué en todo el libro no hay ni una sola alusión al primer libro, ningún detalle que dijeses, ah, sí, esto se mencionó en "La verdad..." Absolutamente nada. Se supone que en una historia sobre la infancia de Marcus y no se hace ni una sola alusión al personaje que se creó cuando era un chaval en el instituto "Marcus, el Formidable". Tampoco se menciona por qué escogió la universidad a la que fue (algo que sí se explicaba en el primer libro). La madre de Marcus en el primer libro era un personaje cómico y bastante tonta, la pobre. Aquí es una señora normal y corriente, sin comicidad alguna. Y por encima de todo: En ningún momento se menciona a Harry Quebert!! Que fue su mentor, la persona que le inició en la literatura, en el boxeo... incluso en el running! Y en todo el libro ni una sola palabra sobre él?? No lo entiendo, sólo me lo explico pensando que se trata de un Marcus Goldman escritor alternativo, que no tiene nada que ver con el anterior. La verdad, no le encuentro ningún sentido a utilizar un personaje de un libro y luego no aludir a la historia contada en dicho libro en ningún momento.
 
A pesar de todo, lo recomiendo, no llega al nivel del primer libro que tiene una intriga y unos giros argumentales muy buenos, pero también está bien. No pasará al Olimpo de mis libros favoritos pero me gustó.
 
¿Los habéis leído? ¿Cuál os gustó más? ¿Estáis de acuerdo en que son dos Marcus diferentes?



sábado, 11 de marzo de 2017

El amante japonés, de Isabel Allende

Hola! Hoy os traigo este libro de una de mis escritoras favoritas pero que, en mi opinión, está en horas bajas. Nada tienen que ver sus últimos libros con los primeros en cuanto a frescura, personajes y originalidad. También puede ser verdad que le pongo el listón demasiado alto. Si este libro fuese de otro autor a lo mejor no me ponía tan crítica, pero es que sus primeras obras para mí son mágicas y en cambio las últimas, del montón.
 

A lo que vamos. El amante japonés nos cuenta la historia de Alma Velasco, una anciana dama adinerada, recluida voluntariamente en una residencia de ancianos de San Francisco llena de gente bastante peculiar: hippies, músicos, amantes de la meditación y el reiki... Alma se encariña con Irina, una joven moldava que trabaja en la residencia y que también guarda un oscuro pasado. Alma le pide ayuda para ordenar sus asuntos. Otro que se encariña de Irina es Seth, el nieto de Alma, que empieza a frecuentar la residencia día sí y día también para verla con la excusa de redactar unas memorias de su abuela, que tiene una vida digna de ser contada. Irina se entusiasma con la idea, ya que Alma es una persona muy reservada y además guarda muchos secretos: cada cierto tiempo se va por varios días de la residencia y vuelve de un humor estupendo. ¿A dónde va? ¿Se encuentra con alguien? ¿De quién es la foto del joven japonés que guarda celosamente? ¿Es con él con quien tienen lugar los encuentros clandestinos?
 
Irina y Seth empiezan a investigar la vida de Alma y nosotros con ellos. La historia nos lleva desde la II Guerra Mundial donde una pequeña judía, Alma, es enviada por sus padres a Estados Unidos para que viva con sus tíos y así alejarla del peligro. Nos cuenta la vida de Alma a primeros de siglo: Cómo conoce a Ichimei, el hijo del jardinero de sus tíos, un niño con una sensibilidad extraordinaria con quien desde el principio tiene una conexión especial. Vamos yendo del pasado al presente a lo largo de todo el libro y desgranando una historia de amor forjada durante décadas. De paso la autora nos va contando cómo era para una familia inmigrante japonesa la vida en los Estados Unidos de principios de siglo, algo bastante desconocido, al menos para mí. No tenía ni idea de que había habido campos de concentración para los japoneses dentro de Estados Unidos, aunque nada comparable a los campos de concentración nazis, desde luego.
 
Aunque diga que es una historia de amor, el libro habla de mucho más que eso, nos habla de historia reciente, de las diferencias que marcan las clases sociales, de las distintas maneras de enfocar el envejecer, del secreto de Irina, algo de plena actualidad y que no os cuento, y de muchas otras cosas más.
 
El final es un poco flojo, la historia de Irina no me parece muy creíble y hay alguna parte que se me hizo un poco pesada, pero en general he de decir que me gustó. A Isabel Allende hay que reconocerle que se documenta muy bien de lo que quiere contar, que siempre intenta innovar y buscar distintos caminos para no contar siempre la misma historia y la verdad es que tiene mucho mérito. Es un libro impecable, interesante y bien escrito pero le falta algo, llamadle magia, chispa o lo que sea, pero no lo tiene. Si queréis empezar con la autora os recomiendo (por este orden): La Casa de los Espíritus,  Eva Luna, Cuentos de Eva Luna (es un libro de relatos) y El Plan Infinito.
 
Hasta pronto!